Amnesia de un kamikaze europeo

                                                                 WAR IS PEACE

                                                          FREEDOM IS SLAVERY

                                                      IGNORANCE IS STRENGTH

                                                                              1984, G. Orwell

2EF.jpg

Batalla de Verdún, Primera Guerra Mundial, 1916. Acorde a estimaciones actuales, de 300.000 a 500.000 muertos en combate. La segunda batalla más sangrienta de la IGM después de la batalla de Somme

katyn.png

Masacre de Katyn, Segunda Guerra Mundial, 1940. Tras el pacto Molotov-Ribbentrop, la Alemania nazi y la URSS se reparten Polonia, declarándole así la guerra a las democracias occidentales. La NKVD soviética asesina a alrededor de 22.000 oficiales y civiles polacos. Stalin y el Politburó reconocen poco después el acto de genocidio

maxresdefault-1.jpg

Campo de exterminio de Treblinka, Polonia. El “camino al cielo” se convirtió en un auténtico infierno para todos ellos. En total, se cifran en 7.000.000 los asesinados (judíos, gitanos, homosexuales…) por el régimen nazi como parte de la Solución Final

HolodomorUcrania9.jpg

El Holodomor o “Holocausto ucraniano”, como consecuencia de los planes de colectivización del grano en la URSS, dejó de 2.000.000 a 8.000.000 de muertos. En 2011, el mismo gobierno ucraniano lo tachó de genocidio sin precedentes (Holodomor, en ucraniano, matar de hambre)

ac64e5f1fc424c69687b23f917972d8f.jpg

La matanza de Babi Yar, Ucrania, 1941. Los Einsatzgruppen invaden Ucrania en el marco de la Operación Barbarroja y asesinan a aproximadamente 100.000 prisioneros de guerra soviéticos, gitanos, judíos…

30421__158_a_1.jpg

EEUU y los aliados, en respuesta a la negativa de rendición japonesa, da la orden de lanzar dos bombas atómicas en Hiroshima y Nagasaki, que dejan 200.000 civiles muertos en total

Prisionero-de-guerra-a-punto-de-ser-decapitado-en-1943.jpg

El imperio japonés perpetra una de las masacres más conocidas de la Guerra del Pacífico en respuesta a la derrota previa frente al ejército estadounidense: el exterminio de Manila. Las estimaciones recientes hablan de aproximadamente 150.000 civiles muertos.

Las imágenes hablan por sí mismas. Mi tesis se puede adivinar fácilmente incluso sin leer las líneas que siguen. No obstante, considero de interés hacer un par de puntualizaciones al respecto que me permitan apuntalar mejor la idea que defiendo en este texto; la idea que vertebra el proyecto europeo desde sus orígenes y, en definitiva, la democracia entendida que como un intento, modesto y mejorable, sí, pero eficaz para aunar voluntades individuales y salvaguardar dentro de lo posible una serie de derechos inalienables para todo ciudadano. Podríamos decir que la democracia tal cual la conocemos ahora, constitucional y de sufragio universal, se corresponde con la etapa de madurez de un intento de limitar el poder de la esfera política sobre la ciudadanía. La Constitución y la separación de poderes fueron concebidas para esos fines, a pesar de que en la práctica nos encontremos bastantes casos en que tal barrera entre los burócratas y quienes los eligen no se respeta. Hablar de democracia como un invento a mi juicio es una simplificación bastante abusiva. La democracia es un proceso; y como tal, ha ido tomando distintas formas a lo largo de la historia. Los movimientos sociales, las iniciativas ciudadanas y, en última instancia sus respresentantes, los partidos políticos, han ido moldeando una realidad cambiante que nunca se ha ajustado a los deseos de todos los ciudadanos que la componían. Esto ha sido visto por muchos filósofos a lo largo de la historia como una debilidad infranqueable, hasta el punto de que muchos de ellos buscaron otras vías que no se basaran en algo tan imperfecto, y en definitiva, tan prosaico. La respuesta fue combatir el empirismo con racionalismo. La Ilustración, a parte de ser la cuna de las ideas que alumbrarían la democracia en Occidente durante más de dos siglos, fue la cuna de otras tantas que reivindicaban justo lo contrario; el más claro ejemplo, Rousseau, padre del jacobinismo (primero y génesis de los movimiento totalitarios postmonárquicos que asolarían Europa durante los siglos venideros) y de muchos movimientos igualitaristas de la Francia revolucionaria. Los socialistas utópicos son herederos directos del pensamiento de Rousseau. Aunque no sería hasta cincuenta años más tarde cuando Marx le dotara al movimiento igualitarista (conocido en adelante como marxismo) de su corpus teórico, la piedra angular del movimiento revolucionario ya estaba puesta. No es casualidad que la Marsellesa de los trabajadores fuera la canción más cantada de la Rusia Revolucionaria y coexistiera durante un tiempo junto a La Internacional en la Rusia soviética. Tampoco que se cantara en los congresos de la II Internacional. La arrogancia de creer que la “luz de la razón” y los consiguientes sistemas racionalistas que surgieron a partir de entonces para intentar “suplantar” la realidad por otra de acorde a los cánones estéticos y morales del Partido devolvió a la humanidad a su estado social primigenio: la esclavitud. Con la excusa de que la democracia era un instrumento burgués para la opresión del proletariado, se le devolvió el poder a un puñado de tecnócratas que decían actuar en nombre del pueblo. La única diferencia con “El Estado soy yo” de Luis XIV era que estos decían a la luz de las cámaras “El Estado eres tú” mientras la ciudadanía pasaba (de nuevo) a depender de una pequeña élite política que operaba a imagen y semejanza de sus antecesores. El objetivo era claro: abolir la propiedad para concentrarla en todavía menos manos que antes. No ha habido sistema a lo largo de toda la historia más individualista que el totalitarismo. Los individuos, es decir, los miembros de la élite política. disponen de un país entero para satisfacer su lucro personal. ¿Y qué es del resto de individuos, del pueblo llano? Orwell lo resume muy bien en 1984:

«¿Existe el Gran Hermano?- dijo Winston
-Claro que existe. El Partido existe. El Gran Hermano es la encarnación del partido-dijo O’Brien
-¿Existe en el mismo sentido en que yo existo?
-Tú no existes»

Decía Iñaki Gabilondo en una entrevista que le hicieron hace poco tiempo que él describiría la situación mundial de “caótica”. Acertó a la hora de diagnosticar la consecuencia. Por desgracia, obvio la causa. La amnesia generalizada, fruto de la incultura, la ignorancia y la crispación, no nos permite siquiera echar la vista ochenta años atrás para presenciar el horror que nuestros abuelos y bisabuelos tuvieron que enfrentar a causa del nacionalismo y de sistemas autocráticos, sean del signo político que sean. Por supuesto que la democracia tiene errores, tanto en su planteamiento como en su puesta en marcha, pero aún no entiendo por qué tanta gente habla de destruír y tan poca de construír. Quizás porque para destruir sólo es necesaria una bomba y para construir siglos y siglos de trabajo, formación y sufrimiento. Está claro que las soluciones difíciles nunca han vendido. Requieren de un cierto nivel intelectual del que muchos, por desgracia, adolecen. Por supuesto, es mucho más fácil cargarse un cuadro de Picasso que pintarlo. Para acabar, me gustaría citar a Emmanuel Macron, candidato que se enfrentará a Marine Le Pen en las elecciones francesas en cuestión de dos semanas, con la esperanza de que los europeos decidan darle un espaldarazo a este nuestro proyecto de unión y libertades, a pesar de reconocer sus muchos errores y aún así estar dispuestos a trabajar juntos para remediarlos.

“El nacionalismo es la guerra. Yo vengo de una de esas regiones donde hay cementerios llenos por él” E. Macron. Tenéis una imagen de uno de esos cementerios en este artículo. Actualmente alberga miles de soldados que dieron su vida por una causa que no les correspondía. Si no hacemos algo, en el futuro pueden ser aún muchos más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s