Los científicos no han dicho aún su última palabra

Todo comenzó en Atenas. Un hombre grueso y de apariencia tosca, cuyo principal objetivo era el de plantarle batalla al nomos sofista, a la justicia y a los valores morales entendidos como un mero consenso, deambulaba de un lado a otro intentando hacer llevar a sus interlocutores a la aporía extrema. Todo lo que creían … Sigue leyendo Los científicos no han dicho aún su última palabra